LACTANCIA

Los biberones de bebé son fundamentales desde la primera etapa de desarrollo del bebé si su madre no puede llevar a cabo la lactancia materna por alguna dificultad, tenga que interrumpirla o no desea hacerla. Con lo cual, elegir un biberón adecuado, con una tetina anatómica y de calidad, será trascendental para la alimentación del bebé.

Filtros activos

Los biberones de bebé tienen una tetina anatómica y fisiológica que sustituye el pezón materno y facilitan la alimentación del bebé. Todo biberón debe cumplir con 4 filtros esenciales para que sea un buen biberón: practicidad, funcionalidad, diseñado para la edad y fácil de esterilizar. El biberón es versátil, no solo se usa en los primeros meses de lactancia.

La tetina para biberón debe ser seleccionada siguiendo ciertos criterios que aseguran la inversión y que representan el éxito dentro de su función y la aceptación por parte del bebé. Se pueden escoger según su forma, según el material y según el caudal del flujo.

La forma de tetina anatómica y fisiológica puede ser una tetina de silicona que se adapta al paladar del bebé favoreciendo la succión. La otra forma de tetinas es la redonda y engloba 3 funciones:

  • La de flujo lento para bebés recién nacidos
  • La de 3 posiciones que varía según la necesidad
  • La de papillas

Los materiales de la tetina son dos y abarcan las tetinas de silicona y las tetinas de látex. Las primeras suelen ser muy suaves y no se deforman con el uso, tampoco absorben olores mientras que, las de látex son blandas y elásticas, al igual que trasparentes y resistentes. Sin embargo, con el paso del tiempo, tienden a degradarse.

La tetina para biberón puede ser clasificada en 4 tipos según:

  • El flujo
  • La etapa del bebé
  • El fluido a dispensar a través de la tetina.

Las de flujo lento son ideales para recién nacidos para evitar ahogos. De flujo medio a partir de tres meses cuando ya el bebé tiene cierto dominio con el biberón. De flujo rápido, que abarca a bebés de seis meses en adelante y de flujo variable que son para cualquier bebé, ya que tienen un mecanismo variable de succión.

Limpieza de biberones

El cepillo limpia biberones es un aliado imprescindible al momento de lavar los biberones. Este procedimiento se debe hacer de forma constante y escrupulosa tanto en tetinas como en biberones, antes y después de prepararlo.

Se recomienda que la botella del biberón tenga una forma alisada para que el cepillo limpia biberones pueda hacer su trabajo sin que restos de materia queden en los intersticios. Se recomienda que el material de la botella sea cristal o plástico termo resistente, irrompible, que pueda soportar las temperaturas de esterilización al que se someterán reiteradas veces.

El mercado de tetinas y biberones es muy amplio, con lo cual, la compra de dichos utensilios debe realizarse en tiendas especializadas o en farmacias para evitar suministrar alimentos que reaccionen con derivados plásticos que no esté autorizados bajo los estándares de calidad y la no toxicidad de estos. 

Existen tetinas desechables ideales para viajes que vienen esterilizadas y listas para usar y luego tirar, siendo una opción excelente para los padres.

Nuevo registro de cuenta

¿Ya tienes una cuenta?
Entrar en vez O Restablecer la contraseña